Crónica Festival de les Arts vol. 5 (viernes)

El pasado fin de semana llegaba nuestra cita anual con el Festival de les Arts en la Ciutat de les Arts i les Ciencies de Valencia. Eso significaba entorno arquitectónico espectacular, buena música y buen tiempo, un combo único al que nos gusta asistir cada inicio de verano.

En su 5ª Aniversario, con las entradas agotadas desde hacia tres meses y con 42.000 asistentes que pasaron por la ciutat durante ambas jornadas, el festival se ha convertido en una de las citas musicales más importantes de la Comunidad Valenciana.

El viernes 7 llegamos puntuales como un reloj suizo, dispuestos a no perdernos lo más mínimo. El honor de abrir una edición tan especial como esta fue de Sofía Ellar en el escenario Coolway. La dulzura y delicadeza de la madrileña de origen británico embauco a unos asistentes que valientes aguantaban bajo el sol de justicia de las primeras horas.

_MG_9757fb

Simultáneamente abrían el festival Valira en el escenario Brugal, que este año estuvo situado en frente del escenario principal. Los directos del Brugal y el Coolway siempre empezaban a la vez, echamos de menos esos 10 o 15 minutos de diferencia entre escenarios. Este grupo surge a partir de La Raíz y tiene pintaza. Más o menos misma cantidad de gente para ser primeras horas, mismo calor y mismas ganas de entregarse al publico.

_MG_9777fb

Uno de los momentos más esperados de la jornada y posiblemente de la edición fue el concierto de Amaia, ganadora de Operación Triunfo 2017, y eso se vio reflejado en la cantidad de asistentes que se incrementó bastante. Pudimos disfrutar de la navarra en estado puro. Tocó el piano, la guitarra, saltó y desgarró su voz en un directo intimo y pausado en el que no faltaron sus primeros temas propios “El relámpago” y “Un nuevo lugar” ni su versión al piano de “Perdona, ahora sí que sí”, tema ya versionado por Carolina Durante en el que colabora.

_MG_9894fb

Tras la calma que nos transmitió Amaia llegaron Delaporte al escenario Brugal dispuestos a hacernos bailar sin parar. Buen rollo, ritmo, fuerza y energía que junto a sus letras y su carisma hicieron que se metiesen al publico en el bolsillo rápidamente. No pudimos dejar de movernos con temas como “Cariñito” o el archiconocido “Un jardín”, tema con el que se dieron a conocer. Nos dejaron con muy buen sabor de boca, con su actitud llegarán lejos.

_MG_0206fb

La siguiente cita en el escenario principal fue con Rozalén, que junto a Beatriz Romero, que siempre la acompaña interpretando sus temas en la lengua de signos, hicieron las delicias de los asistentes. Les envuelve un aura de amor y magia que se transmite a través de sus canciones. Qué bonito escuchar temas como “La puerta violeta”, “Girasoles” o “Comiéndote a besos” en directo en un entorno tan especial.

_MG_0252fb

En una jornada de tanta diversidad musical no podía faltar un poco de música en valenciano, en esta ocasión fue a cargo de Zoo, también conocidos como Zoo Posse, en el Coolway. Los de Gandia saben muy bien como montar una buena fiesta. Rap, ska, rock, reggae e instrumentos de viento, no falla.

_MG_0365fb

Algo que tienen los festivales es que siempre te topas con artistas nuevos para ti, en este caso descubrimos a Fito y Xavi y su dúo de nombre bíblico Siloé. Guitarra, teclado y una potente voz que nos hicieron sucumbir a sus temas. Algo tan sencillo y que tiene tanta presencia y tanta fuerza escénica. Mezclan su fe con la música y el resultado es un estilo muy personal.

_MG_0408fb

De vuelta al escenario Heineken se estrenaban allí muy merecidamente La Maravillosa Orquesta del Alcohol ya que cuentan con un séquito de seguidores. Son sinónimo de fiesta y diversión y nunca decepcionan. Su estilo folk-rock y la energía de esa voz desgarrada tan característica te atrapan en su mundo. “Héroes del sábado”, “Vasos vacíos”, “La inmensidad” y por supuesto “Los lobos” no faltaron en su fiesta tan personal.

_MG_0466fb

Nos dirigimos al escenario Coolway, no sabíamos muy bien lo que nos esperaba. Eran muchas las expectativas que nos habían creado, pero nunca sabes lo que te espera realmente. Nos sorprendió, y tanto que lo hizo. Su estética, su rollo y sus letras reivindicativas nos dejaron boquiabiertos. El Putochinomaricón, así es como lo han llamado tantísimas veces despectivamente, es un artista con todas las letras. Igual te planta cuatro temas rollo techno-pop con los sintetizadores a tope, que te canta una balada al teclado bajo una luz tenue. No falto su hit “Gente de mierda”.

_MG_0599fb

Para concluir la primera jornada, unos expertos en la materia, ataviados con sus mejores galas, nos esperaban sobre el escenario Heineken: Fangoria y ese cuerpo de baile maravilloso que les acompaña estaban dispuestos a hacernos vivir el mejor fin de fiesta posible. “Dramas y comedias”, “Espectacular”, “Geometría polisentimental”, “Fiesta en el infierno”, “Absolutamente” y clásicos como “Ni tú ni nadie” y “A quién le importa” hicieron que no quedara nadie por bailar en la explanada de la ciutat que estaba hasta los topes. Con ellos llegó el momento de los fuegos artificiales y de poner el cierre.

_MG_0717fb

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s