Crónica del concierto de Julio de la Rosa dentro del ciclo Live The Roof 2016

El sábado pasado, Julio de la Rosa fue el encargado de abrir el ciclo Live the Roof de este año. Ciclo de conciertos íntimos y con aire elitista en las terrazas de las principales ciudades del país. La terraza elegida para Valencia ha sido la de El Corte Inglés de la avenida de Francia, quizá lugar menos especial que el Hotel Barceló del año pasado pero con vistas igualmente espectaculares.

SSCN1751.JPG

Alrededor de las ocho y con el sol dando todavía de pleno a los asistentes, Julio de la Rosa salió tranquilamente, saludando a todos, con una cerveza en la mano y un cigarro en la boca y, sorprendentemente calzado (es habitual que salga descalzo). Comentó, un poco alucinado, que seguramente haya sido una de las pocas personas en pasear por dicha tienda de esa guisa, seguramente así fuese.

Roto el hielo, empezó a elegir a voluntad canciones de un amplio set list que llevaba preparado. Es lo bueno de no estar supeditado a una banda. Tocó canciones de “Trastornos sin importancia” y de discos anteriores como “Corazón lleno de escombros“, “La fiera dentro“, “Braile“, “Gigante“,… Fue jugando con su guitarra, sus pedales, creando atmósferas ayudado por su loops y transmitiendo esa cotidianidad a ratos amarga y complicada. Amores sufridos, poco tranquilos. Temas plagados de ironía, otros de mala leche. También jugó con su voz como en “Caprichosa“, canción de su anterior época con El Hombre Burbuja, retorciendo las cuerdas vocales, susurrando. Aproximándose al grito en “Hasta que te hartes” o “Maldiciones comunes“, donde pidió que nos desahogásemos coreando la parte final. También hubo partes más delicadas, sobretodo cuando sacó los pequeños instrumentos como la melódica y pequeños cachivaches de cuerda.

SSCN1749.JPG

Estuvo muy cercano, ayudado por la intimidad y lo reducido del espacio. Se le vio a gusto, tanto que, en dos ocasiones desenchufó la guitarra y bajó a cantar entre nosotros. Nos pidió que coreásemos y que le ayudásemos en alguna parte olvidada de alguna canción, se rió y disfrutó, y nosotros con él.

SSCN1750.JPG

La única pega fue la duración del concierto, una hora. Se quedaron muchas canciones en el tintero y ganas de más. Nos resarciremos en el próximo concierto de Live The Roof que será el 16 de Julio con Christina Rosenvinge.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s