Crónica del concierto de Nacho Umbert y Sáez en las Naves

Las Naves acogieron el pasado viernes 27 de Mayo un par de conciertos llenos de sentimientos, intimismo e historias que salen desde lo más hondo de los músicos. Curiosamente ambos grupos, Sáez y Nacho Umbert, se presentaron con una misma formación: guitarra y voz principal y guitarra y voz de acompañamiento.

SSCN0993El primer concierto fue el de Sáez acompañado por Guillermo Sanz. Ya en noviembre del año pasado dieron el pistoletazo de salida al disco “Camina conmigo” en el mismo escenario y, según el propio Javier Sáez, les hacía especial ilusión volver a tocar en Las Naves en una especie de “cerrar el círculo”. Ésta vez, eso si, en formato dúo. En la previa del concierto yo mostraba mis dudas con respecto a dicho formato, ya que el álbum está lleno de capas de sonido y atmósferas envolventes y trabajadas. Las dudas fueron resueltas con rotundidad por estos maravillosos músicos. Quedé fascinada por los cambios de ritmo, los in crescendo, los susurros y los quejidos en momentos de apogeo que arañaban las vísceras de los allí presentes, sin duda en versión menos rock pero manteniendo el fondo imperturbable, ya que la música de Sáez es eso, sentimiento, melancolía, abismos profundos y escarbar en las emociones.

SSCN0994

Dieron un extenso repaso a las canciones; “Camina conmigo“, “Quédate aquí“, “Pronto“, “Adiós“, “Puedes“…, incluso una versión de “Lucha de Gigantes” de Antonio Vega. Canciones de preciosa densidad e introspección, un lujo que dejó paso a otro lujo.

SSCN0995Nacho Umbert salió al escenario acompañado de su fiel escudero Raúl Fernández, Refree, productor del último disco de Umbert y músico magistral, podemos decir sin equivocarnos. Entre ambos presentaron canciones contenidas en “Familia“, un trabajo homenaje a sus parientes. Fragmentos llenos de historias que te dejan en vilo hasta el final de los temas, cargados de relatos maravillosos entre lo cotidiano y lo onírico. Algunos plagados de humor amargo, tragicomedias, batallitas fantásticas que Umbert sabe adornar con fragilidad y delicadeza y que Refree los tensiona y los retuerce a ratos. Combo perfecto para trasladarte a esas memorias. Seguro que a muchas personas del público nos hizo recordar fragmentos de nuestra propia vida entre añoranza y ternura. Sonaron temas de “Familia” como la risueña “Fruta prohibida“, “Sudamericano“, la soberbia y angustiosa “Que lo sepa Cary Grant” que seguro que a muchos nos dejó un nudo en la garganta, la tierna “Luz artificial“, la bella historieta narrando las batallitas de su bisabuelo en “Barbarroja“, entre otras. Además tocaron temas de los anteriores trabajos como “La verdad es que me da igual“, “Red eyes” con olvido de letra incluido, “Cien hombres ni uno más“, “El mort i el degollat“, “La gata soprano“, “Una chica espectacular“, “Superhéroe” y la demandada “Colorete y quitasueño“.

SSCN1000

Pese a algún despiste y olvido de letra sin más trascendencia, fue un concierto donde las emociones parece que fluían solas, pero no, fueron dos músicos apasionantes trasladándonos de forma magistral unos fragmentos que como las buenas historias, las personas que las escuchan, acaban haciendo propias. Sin duda un concierto generoso y tierno.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s