Como vivimos la 1ª edición del MBC Fest (viernes 3 Abril)

El MBC Fest aparecía de la nada con un cartel cuanto menos arriesgado para los tiempos que corren y la cantidad de festivales programados que hay con carteles que son más que atractivos. Tres días de conciertos en el Puerto de Sagunto (3-4-5 Abril), en un emplazamiento muy personal y con encanto, entre Las Naves y el Alto Horno, que le daban al festival una imagen muy marcada y con mucha personalidad. Todos los requisitos perfectos en un mismo lugar hacían del festival el plan ideal para pasar la Semana Santa sin ir demasiado lejos de casa: música, buen ambiente, buena comida y el mar a dos pasos del recinto.

Lo que vais a leer a continuación es un resumen de cómo vivimos nosotros el festival: los grupos que vimos y lo que nos gustó y nos disgusto tanto a nivel de grupos como de organización.

Llegamos a Puerto de Sagunto el viernes al mediodía para acreditarnos, examinar un poco el lugar y dejar nuestra casa sobre ruedas en el “Parking de prensa”, y lo entrecomillamos porque aunque en el plano que tenía la organización aparecía y nos habían dado la acreditación para el coche donde claramente ponía Parking Press allí nadie sabía de su paradero, absolutamente nadie, a día de hoy sigue siendo todo un misterio. Con la mosca detras de la oreja, aparcamos en un lugar visible y por fin nos adentramos en el festival. Un recinto con tres escenarios, a medio uso durante la primera jornada, de tamaño suficiente para la cantidad de gente que asistió durante los tres días, ni más ni menos, bien para el tipo de festival.

Arrancaron los conciertos con el dúo valenciano Césped de verdad. La poca gente que había allí se iba acercando timidamente al Escenario Deleste, escenario que solo tendría conciertos ese mismo día, y en días posteriores su uso pasaría a las escénicas. Un viernes a las 16’30, quizás un poco pronto para empezar tres días consecutivos de música y fiesta que durarían hasta el nuevo día. Nosotros les hubiesemos situado en el cartel a otra hora y hubiesemos empezado con algo más tranquilito.

Tomaron el relevo The Soda Club, que eran los encargados en inaugurar el Escenario Barceló. Al frente Charlie de blanco impoluto, con el rock bailable que les caracteriza, y bajo un Sol de justicia, invitaba al público a moverse al ritmo de sus temas. Poco a poco se empezaba a ver a la gente moviendo los pies. El ambiente festivalero quedaba cada vez más cerca, pero nosotros seguíamos con la mosca detras de la oreja, esta vez por temas de fotografía y acceso al foso.

The Soda Club

Los siguientes fueron Johnny B. Zero en el Deleste. Estos valencianos suenan a otra historia, están hechos de otra pasta y sus influencias, desde luego, no hay duda de que vienen de grandes clásicos del rock. El festival iba arrancando con más fuerza, fuerza que le transmitían al público con sus temas. La verdad es que ahora entendemos porque Johnny B. Zero suenan tanto y aparecen en tantos carteles de conciertos de la zona. Era nuestro primer concierto y ya tenemos ganas de repetir.

Johnny B. Zero

Volvimos al Barceló donde nos esperaban los donostiarras Correos. Tras el concierto de los B. Zero y con el cambio de estilo del rock al powerpop el ambiente había cambiado ya. En el recinto estaba dejando de hacer calor y con la música de Correos apetecía más moverse. Todo iba piano piano.

Correos

Con Testarosa regresamos al Deleste. Pudimos apreciar que entre las formaciones valencianas compartían filas algunos músicos. Como por ejemplo, The Soda Club y TestarosaColeccionistas y Tortel. Siempre nos ha sorprendido la amplia cultura musical valenciana y la cantidad/calidad que tienen los grupos allí. La energía de este grupo volvía a dar la vuelta al cartel. Un cartel que aún no tenemos muy claro si acertó o no con el orden de la programación. El caso es que Testarosa ya pilló una buena hora en que la gente empezaba a estar más predispuesta a la fiesta, era viernes!

Testarosa

Aquí tuvimos que hacer un parón porque pasamos del verano al invierno en un rato y tuvimos que sacrificar algunos grupos para equiparnos para el resto de jornada ya que nos quedaban unas cuantas horas por delante y el río iba in crescendo. Esperamos poder ver a Coleccionistas en otra ocasión, nos quedamos con las ganas.

Nos reenganchamos en el Barceló con Modelo de respuesta polar. No les habíamos visto con banda al completo, y cuando les vimos en fomato acústico en Castellón en el Radiola nos gustaron mucho, hacen conciertos que yo defino bonitos. Borja nos recuerda mucho con sus gestos y su manera de cantar a Iñigo (Spheniscidae), o al revés, y eso hace que les tengamos más cariño. Empezaba con ellos la segunda parte del festival, otro tipo de grupos, otro tipo de público, un recinto más lleno de gente, grupos con un nombre más consolidado a nivel nacional y, aunque el batiburrillo de estilos seguía descolocándonos, nos gustaba lo que estábamos viendo.

Modelo de respuesta polar

Con Univers nos sorprendimos porque no sabíamos que nos esperaba y nos gustó el hecho de encontrarnos con un grupo de chavales de Barcelona cantando en catalán, ahí en medio del kaos de grupos. Un pop revestido de guitarras que te transportaban a otra epoca, cuando eramos jóvenes. No sé que tenía este grupo que nos tocó la fibra.

Univers

Grupo de expertos Solynieve era un valor seguro en la primera jornada del festival y el concierto mereció la pena. El grupo de Jota llevan muchas batallas ganadas a sus espaldas, juntos y por separados. Un concierto impoluto donde se puede apreciar las tablas que tienen sobre los escenarios. Un concierto elegante y con un surtido de buenos temas, un grupo con gusto.

Grupo de expertos Solynieve

A partir de aquí ya no nos movimos del Escenario Barceló. Aprovechamos los cambios de escenario para cenar o descansar un rato, son muchas horas de plantón y con la cámara a cuestas y cerca de la medianoche son cosas que ya pesan.

Los estadounidenses The Pains of being pure at heart eran la apuesta internacional del día. Los jovencísimos chavales de Brooklyn, cuya carrera es prometedora, fueron un acierto total de la organización. Siempre hay hueco para este tipo de indie.

The pains of being pure at heart

Luego llegaron Los Punsetes. Es sorprendente como aguanta la pose esta mujer, seria y quieta. No vimos mucho, pero habían muchos fans de la banda entre el público, esas cosas que se notan. Otra vez creo que este no era su hueco en la programación del cartel, entre The Pains y Ellos. Su indie pop más tranquilo pegaba algo más pronto, entre otros grupos, era otro rollo muy diferente de lo que se espera a la 1 de la madrugada en un festival. Ese desorden que no entendemos.

Los Punsetes

Y por fin Ellos, que se retrasaron un pelín (se notaba que los conciertos ya eran todos en el mismo escenario). He de admitir que yo personalmente estaba deseando que llegase este momento. Tengo dos tipos de medición de conciertos: cuando por fin veo a un grupo en concierto y, esto desde hace 3 años, cuando les hago fotos desde foso por primera vez. Y esta segunda me pasaba con Ellos, y eso me hacía sentir el doble de emoción, porque me gustan mucho.

Muertos de frío, porque hacía un frío que no era normal, y en manga corta, llegaron para entregarnos un concierto de pop cabrón que, a pesar del tiempo, apetecía. Me sorprendió que las primeras filas de público eran gente bastante joven que se sabían de pe a pa todas las letras, hasta aquel clásico como es Campeón que yo misma escuché en directo hace unos 12 años por primera vez en un FIB. Un Guille Mostaza tan divo como siempre, un poco encogido por el fresco de la noche, paseó de un lado al otro del escenario con sus poses tan características y que tanto nos gustan.  El repertorio fue todo un acierto e hizo de ese rato una fiesta desde la última persona del público al último componente de su banda, solo era necesario ver las caras de felicidad del personal. Nos meten a Javiera Mena y a Future Islands después y nadie necesita de un Dj para continuar la fiesta.

Ellos

Nos hubiese gustado ver a Perro, pero ya no quedaban fuerzas y nos esperaban dos largos días por delante. Los tenemos en la lista de conciertos pendientes, acabaremos viéndolos, estamos más que seguros.

[Continuará…]

Texto y fotografías Rosana Ayza
Anuncios

Un comentario en “Como vivimos la 1ª edición del MBC Fest (viernes 3 Abril)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s