Bannister Ride regresó a los escenarios en Harlem Jazz Club

Un largo tiempo ha transcurrido hasta que hemos podido volver a disfrutar de Bannister Ride. Pese a que todos los miembros de la banda residen en la ciudad condal, hacía ya largo tiempo que esperaban detrás de los telones. El pasado domingo 29 de febrero volvieron a los escenarios, con su primera actuación en la sala Harlem Jazz Club, en el Rising Sunday.

_DSC0441 (1) cronica

El cuarteto tenía muchas ganas de rememorar viejos temas para levantar del asiento aquellos fans incondicionales, melancólicos por sus letras de indie-folk.  El concierto, que duró aproximadamente una hora no dejó indiferente al medio centenar de personas que se agruparon para disfrutar de su música.

Antes de empezar el concierto, se podían ver a los distintos integrantes del grupo charlando de manera distendida con el público. Mientras el grupo conversaba con la gente, se iba creando un ambiente acogedor, a la vez que la sala se iba llenando de adeptos. Con esa forma de entablar relaciones con el público, empezó el concierto.

_DSC0452 cronica

Sin hacer un grito de bienvenida, la cantante Giulia Burchielli dio el paso a sus colegas para que empezasen con una suave entrada que todos conocíamos. Al momento entró en juego y tocaron el clásico Light in, con su lema Making the rules. Sin dar un respiro, sonó Voyer, otro de los principales temas del grupo. Ya finalizada el segundo de los diez temas que tocarían, la portavoz del grupo hizo una breve presentación que conectaría sutilmente con una pequeña historia para dar paso a Boo.

_DSC0444 (1) cronica

Una vez pasada la primera parte del espectáculo y haber tocado un tercio de su repertorio, Burchielli, apoyada por los compases más rockeros, levantó el ánimo del público con Astro y Skulls. Este último, entonado por los intensos beats y cortos decays del batería que jugaban con el sonido del contrabajo. Con los ánimos arriba y llegados al clímax, calmaron el ambiente para volver a su clásicos ritmos folk, con el tema Both floor. 

Continuaron con Card board, Skin and Bones Where all it began y Finish Line, que daba el cierre al concierto. Sentada en el escenario, sus compañeros entonaban las primeras notas de Cath, como guinda al pastel. Burchielli se puso manos a la obra y dejó el listón alto con su último tema, muy cerca de su público. Acabando con un instrumental, llegó el Bis de Light in, que finalmente daba por zanjado el espectáculo a las 21:30.

Texto Javier Sánchez
Fotografías Carla Palenzuela
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s